Nos acercamos a visitar Mora de Rubielos en autocaravana en nuestro recorrido por tierras turolenses. Es uno de los pueblos medievales más bonitos de España. Ofrece bastantes facilidades para su visita con autocaravana, con un área y aparcamiento junto al casco histórico.

Dónde pernoctar con autocaravana en Mora de Rubielos

Dormimos en el área de autocaravanas que hay cerca del Castillo. Es gratuita tiene para vaciado y llenado de aguas, pero no dispone de electricidad. Tened cuidado con el acceso pues el navegador intentará llevaros por las estrechas del centro. Se accede cruzando el pueblo en dirección a Alcalá de la Selva y tomando un desvío un poco más adelante del Castillo, por la calle Dr. Gómez Ferrer.

Ubicación: Calle Escopeteras. Coordenadas GPS: 40.2538, -0,7505

Lugares de interés

Castillo Palacio de los Fernández de Heredia

El castillo está situado sobre una plataforma rocosa dominando la villa. Combina elementos típicos de la arquitectura castrense, dado su carácter defensivo, con otros palaciegos. El castillo fue habitado por los Fernández de Heredia hasta el año 1614, año en que lo cedieron a los monjes franciscanos, que lo habitaron hasta la desamortización de Mendizábal en 1835.

Para más información visitad la web: https://castillomoraderubielos.com/

Arco del Calvario

La calle de Las Cruces lleva hasta la muralla en un zig zag que va ascendiendo por la ladera. A lo largo del recorrido hay una serie de pilones que marcan las estaciones de penitencia. Al inicio se encuentra el Arco del Calvario, de medio punto rematado por tres pináculos, construido en 1801. El recorrido termina con un arco similar, junto a la ermita de La Dolorosa, del siglo XVII.

Casa Consistorial

En la plaza de la Villa, se encuentra el ayuntamiento, edificio del siglo XVII y estilo herreriano.

Casa García Herranz

Bellísima casa a la orilla del río, fechada en 1750. Tiene una capilla de planta poligonal adosada.

Muralla y Torres

La muralla y las torres frente al castillo, a las que se accede por la calle de Las Cruces, corresponden al segundo recinto fortificado. El acceso os gratificará con magníficas vistas de la villa y el Castillo.

Ex-Colegiata de Santa María y Plaza de la Iglesia

Es una obra gótica del siglo XV, con un amplio espacio interior, cubierto con bóveda de crucería simple. En 1851 la iglesia pierde su condición de Colegiata, y tras la Guerra Civil, terminará en un estado ruinoso.

La plaza está dominada por la fachada de la iglesia y detrás, por el castillo. Combina la arquitectura medieval y renacentista. Su fuente, que data de principios del siglo XX, posee un elegante remate de hierro fundido. Está llena de vida, con las terrazas de bares y cafeterías habitualmente llenas de gente.

Portales

Puerta de Alcalá o de Los Olmos. Está flanqueada por torres unidas mediante un puente en su parte superior. Por el portal se accede a la calle de Estebán Bordás, un magnífico ejemplo de arquitectura popular, en la que destacan las Antiguas Escuelas.

Primer Portal de Rubielos. Esta torre data de 1380 y comunica la villa vieja con la nueva.

Son también interesantes el Nuevo Portal de Rubielos y el Portal de Cabra.

Puente Viejo o del Milagro

Consta de dos arcos y sobre él se ha restaurado el Pilón del Milagro.

Tras cruzar el puente se encuentra un gran lavadero y más adelante dos interesantes ermitas, la de Virgen de Loreto y de San Roque.

En el casco urbano encontraréis bastantes casonas hidalgas, especialmente en la calle de las Parras.

Senderismo por la zona

Muy cerca, en dirección a Alcalá de la Selva, hay un área recreativa junto al Embalse de las Tosquillas. Es un buen sitio para pasar el día y hacer una pequeña excursión alrededor del embalse. Un sendero lo bordea a través de un denso bosque y ofrece bonitas vistas del agua. Otro sendero que parte también del área recreativa lleva a unas trincheras de la Guerra Civil, aunque están derruidas.

En el siguiente post tenéis más información de la ruta:

Alrededores de Mora de Rubielos

Rubielos de Mora

A solo 13 km de Mora de Rubielos se encuentra este bello pueblo medieval, rodeado de murallas. El trazado sinuoso de sus calles, las puertas de entrada en la muralla, las casonas nobles con sus galerías y zaguanes de entrada dan un encanto muy especial a la localidad. Destaca el edificio de la Oficina de Turismo con un precioso patio con pozo en el centro, el Convento de los Carmelitas Descalzos y la Colegiata de Sta. María la Mayor.

Fiestas y tradiciones

Virgen de los Desamparados. Se celebra el fin de semana siguiente al 15 de agosto. Además de una procesión se realizan suelta de vaquillas y toro embolao.

San Miguel de Mayo. Se celebra el fin de semana más cercano a 8 de mayo con una gran hoguera en la plaza del pueblo y procesión a la ermita de San Miguel.

Una leyenda cuenta que cuando los cristianos sitiaron el castillo de Mora con la esperanza de que los musulmanes se rindieran por hambre, éstos arrojaron desde lo alto de las murallas gran cantidad de alimentos, por lo que los cristianos abandonaron el sitio. Sin embargo, en un monte cercano se apareció el arcángel San Miguel a un centinela y le contó que en realidad los musulmanes habían arrojado los últimos víveres que les quedaban. Los cristianos volvieron a sitiar la ciudad y los musulmanes se rindieron.

Fiestas patronales de San Miguel. Se celebran el 29 de septiembre.

Feria agrícola y ganadera. Se organiza el último fin de semana de octubre y atrae a gran cantidad de feriantes y turistas.

Mercado medieval. Con el paso de los años este mercado medieval ha ido aumentando su número de puestos y se ha convertido en un gran espectáculo callejero, con exhibiciones de aves rapaces, pasacalles y teatro.

En el Castillo se organizan festivales y conciertos, siendo los más importantes el Festival Puerta del Mediterráneo, de teatro, y el Mil Festival, con importantes actuaciones musicales.

Carnaval. Se siguen realizando los tradicionales bailes de mascaricas, con la cara tapada y disfrazados, lo que crea curiosidad e incertidumbre al no reconocer a quien va debajo.

Toros embolaos

La suelta de toros embolaos es una tradición ancestral muy arraigada en el pueblo y se realiza en diversas ocasiones a lo largo del año. Se atan a las astas del toro teas a las que se prende fuego y se suelta por las calles del centro. También es habitual la suelta de vaquillas.

Otras rutas en autocaravana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido