Colonia, a orillas del Rin, es la cuarta ciudad más grande de Alemania, una ciudad vibrante, llena de vida y con un gran ambiente, que se disparata cuando llega su famoso Carnaval. Se dice que el carácter de los habitantes de Colonia es más abierto que el del resto de los alemanes, en lo que quizá tenga algo que ver su famosa cerveza “Kölsch. Tiene a gala ser la ciudad alemana con más bares y pubs. Además tiene una gran animación cultural y artística. Su Universidad es de las más antiguas de Europa y tiene algunos museos extraordinarios. Lo más impresionante que ver en Colonia es su maravillosa Catedral, que te dejará con la boca abierta. Declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad es realmente grandiosa, el mayor edifico gótico del mundo, construida para ser la iglesia más grande y lujosa posible.

Visita también el artículo Guía para visitar Colonia, Bonn y Aquisgrán donde damos información útil para visitar estas ciudades: cómo llegar, transporte, alojamiento, restaurantes, etc.

Y antes de nada no te olvides de seguirnos en INSTAGRAM para conocer nuevos destinos y rutas.

Lugares que tienes que ver en Colonia

Colonia enamora gracias al ambiente de sus calles, mercados, cervecerías, parques y su amplia oferta cultural y artística. Hay gran cantidad de lugares interesantes que visitar, espléndidas vistas del Casco Antiguo, la Catedral, iglesias románicas o sus más de 100 museos. Te señalamos una selección de lo más importante que ver en Colonia a nuestro parecer, aunque nos dejamos muchos otros muy interesantes que irás descubriendo recorriendo sus calles. Una opción para conocer los lugares más importantes de la ciudad es hacer un Free tour por Colonia o si lo prefieres puedes hacer un tour privado por Colonia con guía en español.

Catedral de Colonia

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la imagen que domina la ciudad, y cuando te sitúas bajo ella es casi imposible abarcarla y concentrarse en la infinidad de detalles de fachadas y torres. Su característico color negro se debe a la contaminación que se ha ido incrustando en la piedra a lo largo de los siglos. Fue construida para albergar las reliquias de los Reyes Magos, lo que la convirtió en un lugar de peregrinación en la Edad media. Se fue elevando a lo largo de los siglos, desde 1248 a 1880, aunque aún no se considera acabada. Un refrán alemán dice que “cuando se acabe la Catedral de Colonia, el mundo se acabará“. El interior es también grandioso, con altas bóvedas, muy luminoso gracias a los cientos de ventanas cubiertas de vidrieras que narran hechos bíblicos, y con algunas obras de arte muy valiosas, como el Altar Mayor, el Crucifijo de Gero, la Madonna de Milán, el Bastón de San Pedro, del siglo IV, y por supuesto el mayor de sus tesoros, el Relicario de los Reyes Magos. Recorrer su interior te ayuda a imaginar la grandiosidad que se pretendía transmitir al pueblo. La entrada a la Catedral es gratis, aunque la subida a la torre cuesta 6 € y la entrada al Tesoro 7 €. Puedes encontrar toda la información en esta página.

Casco histórico, un imprescindible que ver en Colonia

El centro histórico de Colonia, Alstdadt, conserva su aire medieval y romántico. Fue prácticamente destruido en la II Guerra Mundial pero se reconstruyó fielmente. Tienes que recorrer sus pintorescas callejuelas y plazas adoquinadas, con coloridas casas tradicionales. Las principales plazas son Heumarkt, que concentra gran cantidad de restaurantes y cervecerías, y Alter Markt, la Plaza del Viejo Mercado, el centro neurálgico del casco antiguo, donde está situado el Antiguo Ayuntamiento. Una de las plazas más románticas es Ostermannplatz, con una bella escultura en el centro.

Fuente Heinzelmännchen

Entre las cosas que ver en Colonia su casco histórico tiene sitios que parecen de cuentos de hadas, como la Fuente Heinzelmännchen, dedicada a los duendes que trabajaban para los artesanos por la noche hasta que la mujer de un sastre los descubrió, y esculturas curiosas como las figuras de Tünnes y Schäl, del teatro de marionetas de Hänneschen.

Ayuntamiento (Rathaus)

Está situado entre Alter Markt y Rathausplatz, que dominan con su alta y estilizada Torre del Consejo cubierta de esculturas, y su carrillón que suena a las horas en punto entre las 9:00 y las 18:00 compuesto por 48 campanas, a la vez que la cabeza de Platzjabbeck, situada bajo el reloj, saca la lengua. Está considerado el ayuntamiento más antiguo de Alemania. Es fácil que te encuentres con la celebración de alguna boda ocupando parte de Alter Markt. Es muy interesante la galería exterior renacentista con el balcón del ayuntamiento.

Fischmarkt

Una de los lugares más bellos que ver en Colonia es Fischmarkt, el antiguo mercado de pescado, a orillas del Rin. La hilera de góticas casas de llamativos colores con las torres de la iglesia de San Martín detrás ofrecen una imagen realmente romántica. Es una zona llena de vida y ambiente, con abundantes terrazas de restaurantes y cervecerías, y el parque junto a la orilla del río es realmente encantador.

Iglesia de San Martín

Hay varias iglesias románicas en colonia, siendo ésta la más atractiva. Destaca su torre flanqueada por cuatro torres más pequeñas y que se alza sobre el casco histórico tras las coloridas casas de Fischmarkt.

Antigua iglesia de St. Alban

Esta antigua iglesia románica construida en el sigo XI fue destruida durante la II Guerra Mundial, y se decidió no restaurarla y dejarla tal y como quedó tras los bombardeos. Hoy es un lugar de homenaje y recuerdo para no olvidar esta barbarie. Puedes ver desde el exterior los restos de la estructura y arcos que quedaron en pie. Un lugar sorprendente que ver en Colonia.

Puente de Hohenzollern

La imagen más característica de Colonia junto con la Catedral la completa esta gran estructura de acero con tres arcos ondulados que cruza el Rin. Es utilizado para el paso de trenes, peatones o bicicletas. Originariamente eran tres puentes, pero tras la destrucción de la II Guerra Mundial solo se reconstruyó uno de ellos. Como en otros puentes, éste también se ha convertido en un lugar para colocar candados de amor, que cubren su estructura metálica. Te recomendamos cruzarlo hacia la otra orilla para disfrutar de una magnífica panorámica del puente, la Catedral y el casco antiguo. Los accesos están flanqueados de estatuas ecuestre de emperadores prusianos. Acércate también de noche, ya que gracias a su iluminación nocturna se crea una imagen fantástica.

Mirador de Köln Triangle

A otro lado del puente está el mejor mirador sobre la ciudad, una plataforma de cristal a 103 metros de altura, en la terraza del piso 29 del edifico Köln Triangle, en el barrio de Deutz. Desde la terraza tendrás vistas de 360º sobre Colonia, y las mejores panorámicas de la Catedral y la ciudad. Como curiosidad el edificio forma un triángulo de Reuleux, una forma geométrica que tiene el mismo ancho en todas partes. el precio para acceder al mirador es de 5 €.

Hahnetor

La puerta Hahnentor formaba parte de las murallas de la ciudad. Construida en el siglo XIII está flanqueada por dos torres con el escudo de la ciudad en el centro. Delante de ella se celebra un popular mercadillo.

Barrio Belga, el lugar de moda que ver en Colonia

No te pierdas este barrio. Es la zona más moderna, joven y llena de creatividad de la ciudad, sus calles están llenas de tiendas de diseño, boutiques, galerías de arte, restaurantes, cafés o salas de conciertos. Destaca el Stadtgarten, que aúna todo lo anterior al aire libre en un gran parque. Además de disfrutar del ambiente hipster y el street art en sus calles, es el lugar ideal para comprar artículos originales y de diseño. El centro del barrio es Brüsseler Platz, donde está la iglesia de Saint Michel y a su alrededor bellas casas Art Nouveau.

Museos

Museo Ludwig

Para nuestro gusto es el museo más interesante que ver en Colonia. Alberga la colección más grande de Pop Art fuera de los Estados Unidos, obras de maestros como Picasso, del que tiene la tercera colección más grande del mundo, Warhol, Lichtenstein, Mondrian, Chagall, Dalí o Pollock, entre otros muchos, además de expresionistas y artistas de vanguardia. El interior del museo es en sí una obra de arte, y también alberga una amplia exposición de fotografía con grandes obras de la vanguardia del siglo XX. Además desde su terraza las vistas de la ciudad antigua y la Catedral son realmente extraordinarias.

Museo Wallraf-Richartz

Tiene una amplia e interesante exposición que abarca desde época medieval hasta el siglo XX. Puedes ver obras de pintores renacentistas, como Durero o El Bosco; barrocos, entre los que destacan Rubens y Rembrandt; o impresionistas, con obras de Van Gogh o Manet.

Casa Farina – Museo del Perfume

El Museo del Perfume Farina está situado en el mismo lugar en que se producía la famosa “eau de cologne” en el siglo XVII. Está dedicado a la historia de esta fábrica de perfumes, la más antigua del mundo, a los procesos de producción y a los materiales utilizados en la destilación.

Museo del Chocolate

Es el museo más visitado de Colonia. Este lugar es un auténtico paraíso para los amantes del chocolate. Está dedicado a la historia y elaboración de esta delicia a partir de los granos de cacao, junto con talleres y degustaciones de todo tipo de variedades. Es muy llamativa la gran fuente de chocolate que fluye desde una altura de tres metros. Además está situado en un lugar excepcional a orillas del Rin con preciosas vistas desde su terraza. Un lugar para disfrutar del paladar.

Museo Olímpico

Justo al lado del Museo del Chocolate está este museo dedicado al deporte y especialmente a los Juegos Olímpicos. Reúne una amplia exposición sobre la la historia del deporte, desde la antigüedad hasta nuestros días, centrándose en especial en las Olimpiadas, sobre todo las de 1936 y 1972 celebradas en Alemania. Se expone ropa y materiales de famosos deportistas, como la raqueta destrozada por Boris Becker o una réplica del coche de Michael Schumacher. Es muy interesante para los amantes del deporte y los niños. En su terraza hay pistas para practicar diversos deportes.

NS Documentation Center

Este lugar nos impactó. Es un lugar que no puedes dejar de ver en tu visita a Colonia. Se trata de un museo dedicado a la historia de la ciudad de Colonia durante la época nacionalsocialista, con una amplia exposición que te ayudará a conocer cómo fue creciendo la implantación del partido nazi en la sociedad y el terror posterior, en especial con los judíos. Lo más aterrador es visitar los sótanos, pues el edificio fue el cuartel general de la Gestapo de 1935 a 1945, y sus dependencias fueron utilizadas como prisión. En las paredes de las habitaciones del sótano quedan muchas inscripciones de los prisioneros y textos en los que narran como fueron perseguidos, detenidos y torturados, junto a otros escritos antes de ser ejecutados con la esperanza de que llegaran a sus familiares. También puedes ver el patio donde fueron ejecutados.

Römisch-Germanisches Museum (Museo Romano-Germánico)

Colonia fue fundada por los romanos en el año 39 a.C., y son abundantes los restos romanos en la ciudad, como la vía romana contigua al museo, que fue construido sobre la villa romana donde se halló el famoso mosaico dedicado a Dionisos. Incluye una gran cantidad de objetos de la antigua ciudad romana Colonia Claudia Ara Agrippinensium, de la que surgió la actual Colonia, y parte de la vía romana. Desafortunadamente estará cerrado por reformas hasta 2026, y la exposición se realiza en la Casa Belga en Neumarkt.

Arte urbano

Colonia está también llena de arte en sus calles. Por toda la ciudad, en especial en el Barrio Belga, vas a encontrar muchas muestras de arte urbano que decoran sus paredes. Además, cada dos años se celebra el Festival de Arte Urbano City Leaks que atrae a artistas nacionales e internacionales para decorar grandes espacios urbanos con sus obras. En esta página tienes un mapa para localizar las principales obras.

Paseo en barco por el Rin

Puedes disfrutar de otra visión de la ciudad haciendo un Paseo en barco por Colonia, que te va a permitir tener vistas panorámicas de Fischmarkt, la Catedral y el puente Hohenzollern, o hacer ese mismo Paseo en barco al atardecer, para admirar los tesoros de Colonia con la luz dorada del sol poniéndose tras la ciudad.

Carnaval de Colonia

El Carnaval de Colonia es el más famoso de Alemania. Se vive con gran intensidad en las calles y es uno de los más divertidos y disparatados de Europa. Durante los días de fiesta la ciudad se llena de visitantes. Se calcula que puede llegar a más de un millón de espectadores en los desfiles como el RosenMontag (lunes de carnaval), con vistosas carrozas. Aunque no visites la ciudad en Carnaval, tienes que ir a algunas de las grandes tiendas de disfraces del centro para tomar el pulso a la importancia de esta fiesta para los habitantes de Colonia. Pruébate algunos disfraces y disfruta.

Mercados Navideños de Colonia

Como en muchas otras ciudades centroeuropeas los Mercados Navideños son toda una institución. Durante el mes previo a la Navidad las principales calles y plazas de la ciudad se decoran y llenan de puestos en los que puedes comprar objetos relacionados con las fiestas y probar el pan de jengibre, las castañas asadas y su famoso vino caliente. El más importante es el que se celebra junto a la Catedral.

Dónde comer en Colonia

Para disfrutar de la comida típica de Colonia acompañada de su afamada cerveza Kölsch lo mejor es ir a alguna de las cervecerías que abundan en la ciudad. La cerveza se sirve en bandejas con varios vasos cilíndricos pequeños, de 0,2 litros. La comida suele ser contundente, codillo, salchichas (currywurst o rostbratwursten) y patatas cocidas. Algunos platos típicos son el sauerbraten, un estofado de carne marinada, himmel und äd (cielo y tierra), un pure de manzanas con morcilla, el spatzle, una pasta originaria de la región, y de postre el delicioso apfelstrudel. .

Una de las cervecerías más famosas y quizá la más recomendable es Früh am Dom, en pleno centro. Otras buenas cervecerías donde probar los platos típicos de la región son: Brauhaus Sünner im Walfisch, antigua cervecería del siglo XIX; Bier-Esel; Brauerei zur Malzmühle; Kleine Glocke am Dom; Bierhaus en d’r Salzgass; o Brauerei Päffgen, que es una antigua fábrica de cerveza.

No sólo la cerveza es una institución en colonia, también lo es el chocolate. Además de visitar el Museo del Chocolate prueba los excelentes chocolates caseros de la Chocolatería Jan-von-Werth, en Alter Markt. No sabrás por cuáles decidirte.

Dónde dormir en Colonia

En nuestro viaje a Colonia nos hospedamos en una casa muy céntrica gracias al intercambio de viviendas con HOMEEXCHANGE. Las posibilidades de alojamiento en Colonia son muy amplias, desde hoteles lujosos a hostels, lo que dependerá de tu presupuesto. La mejor zona para alojarte es cerca del casco histórico pues estarás muy cerca de las atracciones turísticas. Pinchando aquí puedes ver la oferta de alojamiento en la página de turismo de Colonia.

Si necesitas un lugar donde guardar las maletas, por ejemplo porque el último día debas dejar el alojamiento pronto y tu vuelo salga tarde, un buen lugar es la Estación Central de Colonia, que cuenta con consignas automáticas. Al ser un lugar muy céntrico es muy práctico.

Excursiones desde Colonia

Gracias al tren hay dos ciudades cercanas muy accesibles, Bonn y Aquisgrán, por lo que son estupendas excursiones para realizar en un día. Si estás suficiente tiempo en Colonia no te las pierdas. Si vas a hacer una visita a alguna de ellas la mejor opción es comprar el ticket por un día para la zona correspondiente. Bonn es zona 4 y Aquisgrán (Aachen) es zona 7. En esta página tienes los precios de los distintos tickets y las áreas correspondientes:

https://www.kvb.koeln/en/tickets_prices/prices.html.

Bonn

Bonn fue hasta 1990 la capital de la Alemania Occidental hasta que se produjo la unificación y Berlín volvió a ser la capital. Es la ciudad que vio nacer a Beethoven y su casa natal es uno de los principales puntos de atención. La ciudad vieja, Altstadt, es pequeña, prácticamente peatonal, fácil de recorrer y llena de rincones con encanto. El corazón de la ciudad se sitúa alrededor de las grandes plazas Marktplatz, donde está el antiguo Ayuntamiento (Alten Rathaus) y Münsterplatz, donde se encuentra la grandiosa Catedral de San Martín. También vale la pena recorrer la orilla del Rin, la Rhein Promenade, y el mirador de Alter Zoll, un paseo realmente delicioso, así como el Jardín Hofgarten, junto a la Universidad. Un poco más lejos del centro puedes acércate a la “Milla de los Museos“, donde está el Museo de Historia Natural Koenig, el Kunstmuseum de arte contemporáneo, y el Haus der Geschichte, dedicado a la historia de la moderna Alemania, entre otros. Una buena forma de visitar la ciudad es realizando un Free tour por Bonn.

Aquisgrán (Aachen)

Sin duda lo más impresionante que ver en Aquisgrán, la Capital de Carlomagno, y que por sí sola vale la pena una visita a esta ciudad es la Catedral. Su capilla palatina es una auténtica maravilla. De planta octogonal, originariamente parte del palacio de Carlomagno y cubierta de mosaicos provenientes de Roma y Rávena, es de gran belleza. Realmente vas a alucinar. Aunque la ciudad ofrece mucho más: bellos rincones en su casco histórico, Alstadt; el gótico Ayuntamiento; algunas fuentes memorables, como Puppenbrunnen, con marionetas articuladas, o la Kreislauf des geldes (fuente de circulación del dinero); murallas y torres; y buenos museos como el Couven, un bello edifico barroco, y el Centro Carlomagno, dedicado a su figura. Las termas de Aquisgrán han sido uno de sus valores a lo largo de la historia, y aún puedes relajarte en las Termas de Carlomagno, Carolus thermen, a unos 2 km del centro. Desde Colonia puedes realizar una excursión a Aquisgrán en tren o hacer una visita guiada por Aquisgrán.

Nuestros artículos de otros destinos que pueden interesarte

Excursiones que te pueden interesar desde Colonia

Teléfono y conexión a internet

Si viajas desde España no vas a tener problema con las comunicaciones telefónicas o la conexión a internet, aunque debes tener en cuenta que el roaming telefónico limita en parte los Gb de que puedes disponer. En caso de que visites Alemania desde otros países de fuera de la Comunidad Europea una opción recomendable es una tarjeta eSim de Holafly, que no requiere tarjeta física. La contratas a través de la web y la envían a tu correo electrónico. Con ella dispondrás de todas la prestaciones de tu teléfono móvil por un precio módico, ya que cada vez dependemos más de aplicaciones móviles, para el transporte, reservas, reseñas de locales, contratación de actividades, etc. Si contratas la tarjeta través de este artículo, con el código MILYUNARUTAS, conseguirás un 5 % de descuento!

Asistencia sanitaria y seguro

La atención médica en Alemania queda cubierta para los viajeros españoles con la Tarjeta Sanitaria Europea. ¡No la olvides! En cualquier caso siempre es aconsejable contar con un seguro de viaje que incluya cobertura médica para mayor tranquilidad.

CONTRATA UN SEGURO ANTES DE VIAJAR
Siempre es recomendable contratar un seguro de viaje, ya sea para viajes largos o cortas estancias. Nosotros viajamos asegurados con IATI. Nunca sabemos qué puede ocurrir y nos da garantía de seguridad en caso de que se presenten problemas, ya que tendremos especialistas que nos puedan ayudar a solucionar las posibles vicisitudes que se presenten.
Contratando aquí tu seguro con IATI tendrás un 5% de descuento.

No te olvides de seguirnos en INSTAGRAM para conocer nuevos destinos y rutas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.