Ibón de Estanés (Huesca)

Una de las rutas más conocidas en el Valle del Aragón y cerca de las estaciones de esquí de Candanchú y Astún es el ascenso hasta el Ibón de Estanés, sin duda uno de los más bonitos del Pirineo. Los ibones son pequeños lagos que se forman en el fondo de un circo glaciar, que tras el deshielo se llenan de vida. Es una ruta muy completa que recorre magníficos hayedos, zonas de pasto, profundos valles, escarpadas paredes y asciende al circo glaciar en el que se encuentra el ibón rodeado de altas paredes de roca. Parte desde Sansanet en Francia, cruza la frontera a España y vuelve a cruzar a Francia para descender por el Valle de Espélunguère.

No te olvides de seguirnos en INSTAGRAM para descubrir nuevos lugares y rutas.

Provincia: Huesca
Localidad: Sananet (Francia) y Ansó
Distancia: 12,5 km
Desnivel acumulado: 580 m
Duración: 4 h
Tipo de ruta: Circular
Nivel de dificultad: Moderado
Apta para perros: No. Están prohibidos en la parte francesa incluso atados.
Época recomendada: A partir de primavera cuando no quede nieve.
Fuentes:
Accesible en autocaravana o furgoneta: Sí
Restaurantes: No hay cerca.

El camino hasta el Ibón de Estanés está bien señalizado desde el aparcamiento de Sansanet. Para llegar a éste tienes que ir por el túnel de Somport y al salir de él tomar un desvío a la derecha hacia el Col du Somport y continuar unos 4 km. Coordenadas GPS: 42.79842, -0.55529.

Dirígete hacia el arroyo Gave d’Aspe que debes cruzar por un puente. En esta época de deshielo trae abundante agua. Una vez cruzado el puente toma a la derecha.

El sendero va ascendiendo por el interior de un magnífico y húmedo hayedo. Este camino se conoce como la Senda de Camille.

Al llegar a una parte más abierta hay que tomar un desvío a la izquierda, que es el que lleva al ibón. A la derecha se ve una cabaña de venta de quesos, la cabaña d’Escouret. Un pastor fabrica su propio queso que puedes adquirir en la misma finca. Por ese camino se regresa.

Sigue el camino en ascenso. Poco a poco el bosque va despareciendo y aparecen grandes extensiones de pastos, y las vistas hacia las montañas que te rodean son una maravilla. En las cumbres y en los circos aún queda bastante nieve.

Tras superar un collado aparece abajo el Ibón de Estanés, en el fondo del circo glaciar, a 1754 m. Sobre vuestras cabezas veréis abundantes aves rapaces y con un poco de suerte a las marmotas correr por los prados.

Rodeando el ibón se llega a otro collado, que es el límite de separación entre Francia y España, el Pas de L´Echele o Puerto de Bernera. Aquí comienza una espectacular bajada hacia el Valle de Espélunguère.

Al principio el sendero tiene una fuerte pendiente y, aunque no es difícil, en caso de que haya nieve sí es peligroso. En algunos puntos han puesto pasarelas y escaleras para facilitar el paso.

Más adelante el camino se adentra de nuevo en otro impresionante hayedo. Al llegar al valle hay que tomar un desvío a la derecha, en ligero ascenso. La senda de la izquierda lleva al aparcamiento de Espélunguère.

La senda se adentra de nuevo en un denso bosque y al llegar a una pista hay que tomarla a la derecha, en ascenso. Siguiendo esta pista se llega a la cabaña d’Escouret. Un poco más adelante de la cabaña el arroyo forma una pequeña cascada algo escondida con una poza debajo. Enseguida se conecta con el sendero por el que has subido y que te lleva de nuevo al punto de partida.

Esta ruta no se puede hacer con perros ni aunque vayan atados, ya que están prohibidos en la parte francesa del recorrido.

Otras rutas que te pueden interesar:

Para más información de la ruta y descargar el track pincha en el siguiente enlace:

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.