Ruta por el Valle de la Alegría (Granada)

La ruta por el Valle de la Alegría parte desde Melegís, desciende hacia el embalse de Béznar para seguir por su orilla hasta alcanzar el barranco de Chite. Después asciende por el mismo hasta el pueblo y Lecrín, cruza después a Murchas y desciende hasta el Río Torrente para regresar a Melegís.

El Valle de Lecrín, llamado con toda razón por los árabes el Valle de la Alegría, es una zona magnífica para hacer rutas de senderismo. Un clima benigno y un auténtico vergel. Los naranjos y limoneros nos acompañan por toda la ruta. Además las lluvias recientes le dan al paisaje un verdor más potente.

Provincia: Granada
Localidad: Melegís, Chite, Lecrín y Murchas
Distancia: 11,8 km
Desnivel acumulado: 302 m
Duración: 3 h
Tipo de ruta: Circular
Nivel de dificultad: Moderado
Apta para perros:
Apta para niños:
Época recomendada: Cualquier época del año.
Fuentes:
Restaurantes: En todos los pueblos del Valle de Lecrín.
Fecha de realización: 13/12/2020

De todas las posibilidades que ofrece el Valle de Lecrín, hoy hacemos la ruta del Valle de la Alegría, una ruta en la que bordeamos el embalse de Béznar para ascender por el precioso barranco de Chite. El recorrido nos permite disfrutar de la orilla del embalse y pasar junto a las plantaciones de cítricos, con los árboles cargados de fruta. Nos acompañan nuestros perros, Leo y Lola, que disfrutan una barbaridad de moverse libremente por el campo.

Aparcamos en Melegís, en la carretera, junto al Restaurante Los Naranjos. Un nombre muy adecuado para esta zona. Desde este punto parte la Ruta del Azahar, que ya hicimos en otra ocasión. Seguimos las indicaciones de la Ruta del Azahar, que está señalizada con líneas amarillas y blancas. Compartimos un pequeño tramo con esa ruta. Descendemos hasta el Embalse de Béznar y ahí nos desviamos de la ruta del Azahar. En el descenso nos encontramos con una fuente. Durante el camino vemos el embalse de Béznar al fondo, con Pinos del Valle en las alturas, y a la derecha, sobre la cola del embalse, Restábal.

Al llegar al embalse, en lugar de seguir a la derecha tomamos a la izquierda.

El camino nos lleva, bordeando el embalse, hasta los Baños de Melegís, actualmente abandonados, y bastante deteriorados. Una pena. Son sencillos y muy agradables, un par de piscinas y servicios. La cancela está abierta y podemos entrar a echar un vistazo. Las piscinas, que están bastante bien, están abandonadas, pero los servicios están destrozados. Nunca entenderemos que hace que alguien disfrute con destruir las cosas.

Pasados los baños tomamos un pequeño sendero a la derecha junto a la pared de un cortijo que sigue bordeando el embalse y que más adelante se convierte en carril. Pasamos junto al Cortijo del Peñón, situado sobre un peñón que domina el embalse.

El carril va bordeando el embalse, en momentos a cierta altura sobre el mismo y en otros se acerca más a la orilla. Durante todo el recorrido tenemos unas magníficas vistas del embalse y los pueblos que lo rodean, Restábal en un extremo, y en el otro, en las alturas, Pinos del Valle.

Sin abandonar el carril llegamos al Barranco de Chite. El carril se ha deteriorado mucho al acercarnos al barranco debido a algunos derrumbamientos, y se ha convertido en un sendero. Al llegar al barranco la vegetación casi se ha comido el camino y hay que cruzar el arroyo entre cañaverales.

Tras cruzar el arroyo conectamos con otro carril, que tomamos a la izquierda, ascendiendo por el barranco. El paisaje cambia, nos encontramos en medio de plantaciones de cítricos, que ahora están cargados de frutos. Debemos cruzar el arroyo varias veces, pero no trae suficiente agua como para dificultar el paso.

Abandonamos el carril por un sendero de hormigón que sale a nuestra izquierda poco antes de que el carril gire para ascender a la carretera. Este sendero nos lleva a Chite.

Una vez en Chite tomamos el camino asfaltado que va en dirección a Lecrín. Por aquí compartimos camino con los coches que van a Chite y las fincas de la zona. Los perros los tenemos que llevar atados.

Llegamos a Lecrín, y donde está la iglesia nos desviamos por la carretera principal, la N-323a, a la izquierda. En el cruce con la GR-3204 que va a Melegís nos desviamos a la izquierda de nuevo.

Para descender hacia el río Torrente y cruzar a Murchas abandonamos la carretera y tomamos por la Calle Torrente, pasando a través de un pasaje buscando. Llegaremos al campo de fútbol de la localidad. Al llegar al río Torrente cruzamos el puente hacia Murchas, que atravesamos por la calle principal.

Salimos del pueblo por un carril que nos lleva, sin tomar ninguno de los muchos desvíos que salen para las fincas de la zona, al río Torrente de nuevo. A lo largo de todo el camino nos rodean las plantaciones de cítricos.

Cruzamos el río Torrente y ascendemos a Melegís, que atravesamos para llegar al punto de inicio del recorrido. Por el camino nos encontramos con el lavadero del pueblo, que está muy bien conservado.

Otras rutas en el Valle de Lecrín:

Para ver el track y descargar la ruta pinchad el siguiente enlace:

Powered by Wikiloc

milyunarutas

Somos Juan Carlos y Nuria. Nos gusta salir al aire libre a hacer rutas de senderismo y bicicleta de montaña. En algunas ocasiones nos acompañan nuestros perros, Leo y Lola.
Queremos compartir las rutas que hacemos para que también podáis disfrutarlas.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow Me!