Refugios de la Guerra Civil (Almería)

Entre octubre de 1936 y la primavera de 1938 se construyeron en Almería una amplia red de galerías subterráneas de unos 4,5 kilómetros aproximadamente, con la intención de que sirvieran de refugio ante los bombardeos que recibía la ciudad desde el aire y desde el mar. Estos Refugios de la Guerra Civil debían albergar a toda la población de Almería que por aquel entonces era de unas 40.000 personas, ya que mucha gente se había marchado de la ciudad. Esta obra de ingeniería fue dirigida por el arquitecto Guillermo Langle. Las galerías se encuentran a unos 9 m de profundidad, con 67 accesos, la mayoría públicos y algunos privados desde casas particulares. Las casas con accesos privados tenían la obligación de identificar el lugar del acceso y permitir que cualquier persona pudiera acceder al refugio en caso de bombardeo. Hay que destacar que estos refugios son unos de los más importantes y mejor conservados de Europa.

Almería fue la última ciudad que permaneció fiel a la República y sufrió 52 bombardeos, tanto desde el aire como desde el mar, en total cayeron 754 bombas. Además, a Almería llegaron los refugiados de Málaga de la famosa “Desbandá”, la mayor masacre de civiles de la Guerra Civil, que debieron ser acogidos en la ciudad.

La visita a esta red de galerías supone una experiencia impactante. Imaginar el miedo y terror que debía suponer bajar a estos refugios, sin iluminación, mal aireados, con una gran aglomeración de personas y con las bombas estallando sobre sus cabezas es realmente aterrador.

La construcción de las galerías incluyó tubos de ventilación que resistieran el lanzamiento de granadas, entrantes y salientes para evitar avalanchas y sirvieran de pantalla a las explosiones, hilos de cobre para alimentar las bombillas, despensa para almacenar víveres, e incluso un quirófano para atender a los heridos y a los partos que se produjeron durante los bombardeos.

Cuando acabó la guerra las bocas de acceso fueron cegadas con una serie de kioskos, de los que aún se conservan algunos y estas galerías olvidadas. Fue en 2001, realizando unas obras para la construcción de un parking subterráneo, cuando se produzco este hallazgo, en 2007 cuando se abrieron al público y a comienzos de 2014 fueron declarados Lugar de Memoria Histórica.

Actualmente se puede visitar una de las galerías, con una longitud de un kilómetro aproximadamente y que discurre por debajo del Paseo. Durante la visita, muy bien explicada, se recorre esta galería principal y se pueden observar otras que parten de ella. Se pueden ver algunas salidas al exterior, entre ellas una privada, ahora cegada, que daba acceso a una casa particular. Además se visita la despensa y el quirófano. Todo ello permite acercarse a imaginar la dureza de la situaciones vividas en ese lugar. En las paredes se conservan grafitis, entre los que destacan algunos hechos por niños que representan bombardeos de la ciudad desde el aire y desde el mar.

Dirección

La entrada a los Refugios de la Guerra Civil se encuentra ubicada en una pequeña plaza junto a la conocida Puerta de Purchena. La dirección exacta es:

Plaza Manuel Pérez García, s/n

04001 Almería

Teléfono: 950 268 696

Entradas

Precio general: 3 euros

Precio reducido: 2 euros (mayores de 64 y menores de 18 años)

Menores de 7 años: gratis

Las visitas son guiadas y el aforo limitado, por lo que es recomendable adquirir la entrada con antelación en www.almeriaculturaentradas.es/. Antes de entrar se proyecta un pequeño documental.

No se admiten mascotas.

Horario

El horario de visitas a los Refugios de la Guerra Civil es:

De Martes a  Sábado: 10:30, 12:00, 17:00 y 18:30

Domingos: 10:30 y 12:00

Lunes: cerrado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido