Camí de Ronda de Sant Feliu de Guíxols (Girona)

Una extensa red de senderos y caminos van bordeando la Costa Brava, son los Caminos de Ronda. Estos caminos, tradicionalmente usados para acceder a las calas escondidas, como uso defensivo ante piratas o para el contrabando, son actualmente algunos de los recorridos más bellos de Cataluña, aunando senderos por bosques de pinos, espectaculares vistas desde los acantilados a zonas vírgenes, extensas playas de arena, calas escondidas entre las rocas y aguas cristalinas de color turquesa. Uno de los más bellos es el Camí de Ronda de Sant Feliu de Guíxols a la playa de Sant Pol, en L’Empordà. El recorrido está señalizado y no tiene pérdida. Es un continuo sube y baja entre acantilados y calas por tramos de escaleras. Te aseguramos que te va a encantar.

No te olvides de seguirnos en INSTAGRAM para descubrir nuevos lugares y rutas.

Provincia: Girona
Localidad: Sant Feliu de Guixols
Distancia: 7,3 km
Desnivel acumulado: 140 m
Duración: 2 h
Tipo de ruta: Circular-lineal
Nivel de dificultad: Fácil
Apta para perros: Sí, aunque debe ir atados
Época recomendada: Cualquier época del año
Fuentes: No
Accesible en autocaravana o furgoneta: Sí
Restaurantes: En Sant Feliu de Guixols y en Sant Pol

Nosotros hemos hecho el Camí de Ronda de Sant Feliu de Guíxols partiendo de esta localidad y recorriendo primero los puntos más interesantes de la población. No te puedes perder el Monasterio, el edifico modernista del Casino, el Museo del Juguete, la playa, el puerto, las murallas y el Museo del Salvamento Marítimo. La ruta realmente comienza en el aparcamiento que hay junto al Club Náutico. Coordenadas GPS: 41.77975, 3.03873.

Además de realizar la ruta por el Camí de Ronda puedes animarte a hacer Paddle surf por la Costa Brava, o combinar senderismo, kayak y snorkel.

A partir del aparcamiento el recorrido va por el borde de la costa, subiendo y bajando por los acantilados, adaptándose al abrupto terreno. Se pasa primero por la preciosa Cala Jonca, a la que puedes bajar por unas escaleras. Es una pequeñita cala en la que te puedes bañar entre las rocas.

Otras escaleras con barandilla de madera en zigzag suben a la parte superior del acantilado, donde está el Mirador de les Peixateres en una zona urbanizada. Las vistas de Sant Feliu son extraordinarias. Continuando por las urbanizaciones llegas al Mirador de les Triadores y descender por un camino que lleva a la Vía Ferrata Camí del Molí, colgada sobre las rocas con el mar al fondo. Tiene que ser impresionante trepar por la vía con el mar golpeando las rocas abajo.

El sendero discurre ahora entre un denso pinar, en el que se van abriendo panorámicas al fondo de los acantilados con algunos islotes rocosos. Si el mar está calmado transmite placidez, pero no debe ser agradable estar por aquí si golpean con furia las olas.

A continuación llegas a Cala Ametller, también rodeada de rocas y con un agua tan cristalina que se ve perfectamente el fondo. Siguiendo el sendero y con más tramos de escaleras llegas al Mirador de Mestresses, que ya se asoma a la extensa playa de Sant Pol. Aún queda pasar junto a algunas pequeñas calas escondidas, como Cala de Cueva Secreta y Cala del Niu, junto a las que se pasa por un túnel, y Cala Maset.

Una vez en la Playa de Sant Pol hemos continuado hasta el final por el Paseo Marítimo donde se pueden ver algunas casas modernistas, como la Casa Girbau Estrada. Hacia el final de la playa hay un paraje de dunas protegidas. Puedes continuar el recorrido a S’Agaró y continuar por el siguiente tramo de los caminos de ronda de la Costa Brava.

El regreso es por el mismo camino, aunque al cambiar la perspectiva parece un paisaje distinto.

Otras rutas de senderismo que te pueden interesar:

No te olvides de seguirnos en INSTAGRAM para descubrir nuevos lugares y rutas.

Para más información de la ruta y descargar el track pincha en el siguiente enlace:

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.