Qué ver en Jürmala, ciudad balneario

Jürmala

Jürmala está muy cerca de Riga y es fácilmente accesible en tren desde ella. Podemos decir que es la playa de Riga, un gran complejo turístico con hoteles, villas de lujo y el gran Baltic Spa, herencia de época soviética. Su extensa playa de arena blanca, la más grande del Mar Báltico, y sus bosques hacen de Jürmala un lugar ideal para descansar. Sus balnearios se remontan al siglo XIX, y era el lugar donde se recuperaban los soldados rusos tras las batallas contra las tropas de Napoleón. Además el centro de la ciudad es encantador, con una larga calle comercial, elegantes villas de madera, una colorida iglesia ortodoxa, y un gran parque dentro de un denso pinar con una impresionante torre. Hay muchas cosas que ver y hacer en Jürmala. También puedes hacer una visita más completa con una excursión al Parque Nacional de Kemeri y Jürmala. Para más información de Riga, visita el artículo qué ver y hacer en Riga, la Perla del Báltico.

Cómo llegar a Jürmala desde Riga

Puedes llegar fácilmente a Jürmala desde Riga en coche o en un tren que parte desde la estación central y tarda apenas 30 minutos, por unos 3 € ida y vuelta. Puedes ir a varias estaciones de la amplia extensión de Jürmala. El mejor sitio para bajar es Majori, donde se concentran las principales atracciones de este centro turístico. Nosotros hicimos el trayecto en tren ya que nos pareció la opción más cómoda y barata. La información de las líneas de tren puedes consultarla en esta página: https://www.pv.lv/en/.

Otra opción para ir a Jürmala es un barco que parte desde la orilla del río Daugava en Riga y recorre el Golfo de Riga, más turístico y lento, pero que te da otra visión de este entorno natural. En esta página tienes más información: https://jaunavecriga.lv/en/for-lounge-boat-elizabete/.

Qué ver en Jürmala

Jomas iela, la calle central de Jürmala

Tienes que recorrer Jomas iela para tomar el pulso a esta ciudad balneario y que te remonta al siglo XIX. La calle está bordeada de bellas casas de madera, tiendas de moda y artesanía, cafés y restaurantes. Un lugar ideal para sentarse en alguna de sus terrazas a ver a la gente pasar mientras se degusta un café o se prueba la gastronomía local.

Casas de madera, una de las mejores cosas que ver en Jürmala

Una de los principales atractivos de Jürmala son las casas históricas de madera construidas en el siglo XIX. Son residencias de verano de variados estilos con bellos jardines. Las más atractivas se concentran en Jüras iela y en las calles que unen ésta con Jomas iela.

Una ruta te indica las más atractivas por su belleza o por su valor histórico como la casa de los poetas Rainis y Aspazija.

Iglesia ortodoxa de Nuestra Señora de Kazán

Es una iglesia actual construida según las reglas clásicas de las iglesias ortodoxas. Es de gran belleza y muy llamativa por sus coloridas fachadas en amarillo, azul y rojo, y las cúpulas bulbosas doradas o de un intenso color azul.

Tortuga de Jürmala y otras esculturas

La gran tortuga de bronce que mira a la playa se ha convertido en el emblema de Jürmala, es uno de las indispensables que ver en la ciudad. Casi siempre con niños o adultos subidos en su lomo para hacerse fotografías.

Otra de las famosas esculturas de la ciudad es el globo terráqueo, Jürmalas globuss, que hay junto a la iglesia ortodoxa. Si observas detenidamente verás que Letonia aún aparece en el globo terráqueo como parte de la Unión Soviética.

Otras esculturas adornan las calles principales de la ciudad, como la fuente The Horizon y el monumento a Raina y Aspazija, en Jomas iela, o la estatua dedicada a Lāčplēsis, un héroe luchador por la libertad de Letonia matando a un dragón, que te recibe al llegar a Jürmala.

Playas

La playa de Jürmala es muy extensa, 33 km de largo de fina arena blanca. El agua del Báltico está muy fría aunque la playa es poco profunda. Está muy bien equipada con zonas de juegos y según las zonas ofrece la posibilidad de hacer deportes acuáticos, como remo, vela, windsurf o kitesurf.

Parque Dzintari, un imprescindible que ver en Jürmala

Al final de Jomas iela está este gran parque forestal densamente poblado de pinos. En su interior hay un parque infantil, gran cantidad de senderos para andar o patinar, algunos con pasarelas de madera, y pistas deportivas. También hay un parque de aventura entre los árboles, el Jürmalas Tarzäns. En invierno se puede hacer esquí de fondo por sus senderos. Muy cerca del parque también puedes visitar un mariposario instalado en una carpa en medio de las calle.

Su principal atracción es una gran torre de vigilancia que se eleva a más de 33 metros del suelo. Si no tienes miedo a las alturas debes subir a ella. Realmente impresiona, pues además de sobrepasar las copas de los altos árboles del bosque su suelo es de rejilla por lo que la sensación de vértigo está asegurada. Una vez arriba se ve el extenso mar de árboles y en el horizonte el Mar Báltico.

Sala de conciertos

En verano hay gran cantidad de actividades culturales, actuaciones y conciertos en esta ciudad, y uno de los puntos emblemáticos de la escena cultural es su Sala de Conciertos.

Parque acuático Livu

Una de las grandes atracciones de Jürmala si vas en verano es el parque acuático Livu, con gran cantidad de atracciones como toboganes y piscinas para quienes buscan relajarse o para los amantes de emociones fuertes. Desafortunadamente nosotros visitamos Jürmala a primeros de septiembre y lo encontramos cerrado.

Baltic spa

Este edificio es un magnífico ejemplo de la arquitectura brutalista comunista y una herencia de época soviética. Se asoma sobre la playa semejando a un gran crucero.

Dónde comer en Jürmala

Los sitios con más encanto para comer en Jürmala están en Jomas iela, lugares ideales para disfrutar del relajado ambiente de la ciudad y observar el ir y venir de los visitantes. Puedes encontrar restaurantes con una gastronomía más elaborada, como TB Palace situado en una maravillosa casa de madera, o más sencillos con especialidades letonas como Grill and Fish Jomas terase, o Villa Joma, en una de las más bellas casas de madera de Jomas iela, y para tomar una buena cerveza Alus Krodziņš. El Café Bitite es un lugar excelente para disfrutar de un café acompañado de un helado o un trozo de tarta. En primera línea de playa y con magníficas vistas del mar dos buenas opciones son Light House Jürmala e Il Sole, con excelente marisco.

CONTRATA UN SEGURO ANTES DE VIAJAR
Siempre es recomendable contratar un seguro de viaje, ya sea para viajes largos o cortas estancias. Nosotros viajamos asegurados con IATI. Nunca sabemos qué puede ocurrir y nos da garantía de seguridad en caso de que se presenten problemas, ya que tendremos especialistas que nos puedan ayudar a solucionar las posibles vicisitudes que se presenten.
Contratando aquí tu seguro con IATI tendrás un 5% de descuento.

Dónde dormir en Jürmala

Hay una amplia oferta de hoteles y apartamentos, nosotros te recomendamos Apartamenti Romantika, a 100 m de la playa, muy espacioso y con una bonita terraza y Parus Boutique Hotel, una mansión de madera construida en la década de 1920, con una buena ubicación a 100 m de la playa, tiene zona de barbacoa y la estación de tren más cercana se encuentra a 5 minutos andando del hotel.

Otros lugares qué ver cerca de Jürmala

Riga, la Perla del Báltico. Riga Se encuentra a solo media hora en tren de Jürmala. Es una ciudad fascinante, con un magnífico casco histórico medieval, el mayor número de edificios art noveau del mundo y al mismo tiempo una ciudad moderna y llena de vida.

Jelgava. Es una encantadora ciudad situada a orillas del río Lielupe y rodeada de un extraordinario paisaje, con playas de fina arena, grandes extensiones de bosques y pastos en los que hay caballos salvajes.

Sigulda. Es un rincón mágico de Letonia que combina espacios naturales increíbles con una rica herencia histórica. Anímate a explorar los castillos haciendo una ruta de senderismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.